jueves, 11 de febrero de 2010

Sensatez y sentimiento

nacimiento de Atenea

"No vayas a olvidarte del tiempo.
Dilo. Dilo.
El universo está hecho de historias,
no de átomos"
La velocidad de las Tinieblas- IX


"Contéstame.Baila mi danza."
Muriel Rukeyser

Para Leonor, que baila descalza


Atenea es una de las divinidades del panteón griego que suscita mayor interés, representada como símbolo del progreso intelectual y designada por los romanos con el nombre de Minerva. Como Artémis, que ya describiera Julieta en la entrada anterior, presenta varios caracteres lo que dificulta una concepción única. Según Max Müller, la palabra griega Άθηνά es una forma ligeramente modificada de la voz sánscrita Ahana (la abrasadora) que es uno de los epítetos de la Aurora. Según M. Scgwartz, por el contrario, Atenea es una divinidad del relámpago. Esta última interpretación parece acomodarse mejor a las tradiciones helénicas.

Hay múltiples variantes del mito que sería muy largo enumerar, sin embargo la que más me interesa destacar es la que está consolidada en Teogonía de Hesíodo. Allí se instituye un orden vertical y se establece un linaje, siendo necesaria  la subordinación de Atenea al padre de los dioses. La diosa debía pasar a ser hija de Zeus y condicionar sus atributos y acciones a la supremacía de un dios masculino. (ver diferentes versiones).

Cuenta cómo Zeus, el padre de los dioses tomó a Metis, hija del titán Océano y de Tetis, como su primera esposa y la dejó encinta. Pero Gea y Urano le advirtieron que Metis tendría una niña de esta unión y que si volvía a concebir un nuevo hijo éste estaba destinado a destronar a Zeus, el oráculo repetía lo que ya el propio Zeus había hecho con Cronos y éste a su vez con Urano. Impidiendo que la predicción se cumpliera, el crónida tragó a Metis, para que esta diosa le avisara siempre sobre lo bueno y lo malo.”Y el de su cabeza, dio luz a Atenea, al de ojos glaucos, terrible, belicosa, conductora de ejércitos y augusta, a la que encantan los tumultos, guerras y batallas”

Siendo Metis regente de la sabiduría y los conocimientos, al devorarla Zeus, es interesante como Hesíodo lo coloca como poseedor final de toda la sabiduría y esa forma especial de la inteligencia encarnada en Metis que es la astucia.

Veamos los aspectos más relevantes de la “parthenos” (1) y que pudieran ser antagónicos si es que nos guíamos por una concepción binaria. Prefiero tomar lo que María Cecilia Colombani define como ese “fondo paradojal que constituye un marco constante de la divinidad” y que va más allá de una lógica de la ambigüedad, cambiando este término por el de lógica de la complejidad. “Es en esta complejidad que cada dios no sólo se presenta junto a su opuesto sino que él mismo se presenta con una multiplicidad de caras opuestas.”


Lilián Cámera

1)la joven que no ha tenido hijos
Imagen: Sawako

Bibliografía:
Nicole Loraux " Las experiencias de Tiresias. Lo femenino y el hombre griego."
María Cecilia Colombani “El poder de Tierra en Teogonía. Poder y resistencia: el modelo de la batalla perpetua.
F.Frontisi-Ducroux, Jean Pierre Vernant " En el ojo del espejo"

31 comentarios:

Sweet and Tender Hooligan dijo...

i'm dancing barefoot!

gracias lilian y gracias patti smith

prometo corregir mejor mis textos para mejor difusion lo prometo

me encanto la entrada nunca dejen de hacer este blog amigas

julieta dijo...

lilián: increíble post! la espera se ha visto plenamente recompensada! realmente me conmovió el final de la segunda parte (a la que se accede haciendo clic en "Sigue texto"). y como me gustó mucho y me parece muy importante, lo reproduzco acá:

"No hablamos sobre la castidad de Artémis y Atenea y su decisión de escapar a los hombres y la maternidad, como excusa para un feminismo esencialista que pretendiera la exclusión de los hombres, sino para abordar ese trama de resistencia que se da en todo poder y circula generando tensiones, intersticios. Pienso en otros ejemplos como Filaenis, Ifis, Bassa y tantas otras 'mujeres pensadas y fantasmizadas por los hombres y no mujeres reales, quienes de todas maneras, no tenían nada que decir'."

excelente final, lili!

un beso grande!

Anónimo dijo...

Muy interesante el post!
Coincido con Julie, a partir de la historia de Tiresias...muy bueno.
Un beso, Darky.

meridiana dijo...

En estos días, donde dos mujeres fueron quemadas salvajemente en medio de una pelea con sus parejas masculinas (y que en este caso alcanzaron amplia difusión, mientras que hay muchas otras formas de violencia que se silencian), resulta extraño enterarnos de los atributos de la virilidad en el Mundo Antiguo: "la prudencia, la inteligencia, el conocimiento, la heroicidad, el autocontrol..."
Evidentemente, en nuestro mundo esos atributos se han corrido...Y cómo!

Muy buena la propuesta de Julieta Eme y mi compañera Lilián, de abordar a través de los mitos la trama de resistencia frente al poder. En este post se contextualiza esa trama, aportando datos sobre los valores existentes en la época, lo que ayuda a su comprensión.

Y en la actualidad, ¿qué persiste en el discurso masculino sobre lo femenino? ¿Cómo atraviesa esa construcción a hombres y mujeres? ¿Se piensan las mujeres a sí mismas tomando como parámetro los valores masculinos?

Repensar las formas de resistencia hoy (enmarcándola en esa "lógica de la complejidad", tan...humana, al fin y al cabo), sigue siendo un objetivo a lograr.

Liliana

Adriano dijo...

qué bárbaro estos griegos. muy bueno esto de ir presentando distintos íconos de la mitología y relacionarlos con nuestra actualidad. saludos.

meridiana dijo...

sweet leo: espero actualices la data y desde ya muchas gracias por toda la bibliografía, los increíbles autores que pude conocer gracias a vos.

esto no termina aquí, seguiremos posteando sobre mitología griega/romana.

Lilián

meridiana dijo...

Julieta: lo prometido... espero no resulte muy extensa pero Atenea es todo un tema y quedó material afuera.

con respecto a ese párrafo y siguiendo la línea, es un modo de huir de los conceptos binarios, estas diosas cuelan perturbaciones en el sólido? entramado patriarcal y por ahí va la cosa.

Lilián

meridiana dijo...

Darky, Tiresias es un personaje extraordinario dentro de la mitología, varón y mujer, vidente y asoma en mucha de nuestras recreaciones actuales.

lo que Tiresias deja claro es que no se puede cruzar la línea, el que se cree más de lo que es ...(simple mortal), ellos en el Olimpo y nosotros, aquí, finitos y predecibles.

pienso en Duna, que filmó D. Lynch, allí lo tenemos encarnado en la figura de Paul Atreides.(Apellido que deriva de los Atridas, el gran Agamenón y Menelao).

beso

Lilián

meridiana dijo...

Adriano: en realidad lo que subsiste en la actualización es el mitema, (la unidad mínima del mito que se repite) que tendrá para nosotros un significado diferente del que pudieron darle griegos y romanos.


todo mito construye una realidad y desde ese lugar me parece muy interesante ver cuales pueden ser las grietas en el andamiaje.

saludo
Lilián

julieta dijo...

hola li: el post está perfecto. y queremos más pots con todo el material que no pudo entrar en éste.

coincido con eso de que estas diosas (Artemisa, Atenea, y me permito incluir a la tercera diosa virgen: Hestia) abren grietas en el entramado patriarcal. precisamente, la autora del libro que menciono en el post anterior (Jean Shinoda Bolen) inventa, crea o elabora estos tres arquetipos basados en estas tres diosas para hablar de la psicología de esas mujeres que, desde una perspectiva más patriarcal, serían consideradas como varones castrados o mujeres que quieren ser o imitar a los hombres. nada de eso. son y quieren ser mujeres. por eso el subtítulo del libro es "Una nueva psicología femenina". todos esos arquetipos son posibilidades que tenemos todas las mujeres, como posibilidades nuestras y de nadie más. y todas estas diosas seguirán siempre en el Olimpo, para asombrarnos, para deslumbrarnos, para provocarnos miedo y reverencia, para adorarlas y temerlas, para invocarlas y para quererlas mucho, a todas.

besos.

pd.: me encantan las muñequitas de la foto!

karmen blázquez dijo...

Me ha parecido interesantísimo el post,gracias Lilian, y lo del mitema que dices, es justo lo que yo también creo que hay que considerar en la actualidad,y a través de la historia, en este y en tantos asuntos. Hay que flexibilizar también ese mitema, o depurarlo si es posible de las usurpaciones que le ha hecho el poder.Hay otro personaje "doble", Ceneo,guerrero invencible que nació mujer, la bellísima Cénide a la que violó Neptuno, pero la resarció de la afrenta concediéndole un deseo, y ella pidió ser un varón, pues no podía soportar la vida como una mujer violada. Esto cuenta Ovidio en sus Metamorfosis.
La cita inicial de que el universo está hecho de historias, me parece genial.
Un abrazo
k

emeygriega dijo...

Me fascinaba en mis tiempos de estudiante y me vuelve a cautivar la antigua Grecia.

En relación a las preguntas de Liliana:
Y en la actualidad, ¿qué persiste en el discurso masculino...? ¿Cómo atraviesa ...? ¿Se piensan las mujeres a sí mismas ...?
Yo contestaría sí, sí y sí, sólo que bajo una ilusión de emancipación.
Es mi opinión.

Sigan con esta serie, está muy buena.
Besos.

julieta dijo...

no entiendo cuál sería la ilusión de emancipación.

los valores masculinos no son valores masculinos sino valores que los hombres se arrogaron para ellos mismos, dejándonos otros valores, a los que ellos consideraron de inferior jerarquía, para nosotras. no hay valores masculinos ni femeninos. todos los valores son de todas y todos y cada una/o se apropiará del valor que quiera (o pueda) sin por eso tener que ser considerada como una mujer que quiere ser un hombre (marimacho) o como un hombre que quiere ser una mujer (maricón), si es que la apropiación no se produce según lo socialmente establecido.

y precisamente ésa es la enseñanza de estas diosas. sus atributos (la independencia, el carácter aguerrido, la determinación, etc.) pueden ser y son atributos de todas las mujeres. como decía lilián, estas diosas abren grietas en el entramado patriarcal. no como una ilusión de emancipación, sino porque mantener un binarismo jerárquico y arbitrario es simplemente injustificado e injusto.

besos.

meridiana dijo...

Karmen: un placer tu visita y coincido en esto de observar las usurpaciones que le realiza el poder. La Metamorfosis de Ovidio es un libro imprescindible para adentrarnos en la mitología y en lo que se cristaliza al compás de cada época con el discurso hegemónico.
Mismo en el personaje de Ifis que cito, criada como varón secretamente para resguardar su integridad, se enamora de Iante otra adolescente y le pide a los Dioses que la alejen de la "monstruosidad" (amar a otra mujer)y hete aquí que se le concede la gracia convirtiéndola en varón!

La cita de Rukeyser, una de mis poetas norteamericanas favoritas, es impactante y sentí que tenía mucho que ver con este post.

un abrazo

Lilián

meridiana dijo...

Emeygriega:

Muy interesante tu observación, en efecto, resta visualizar si las banderas tomadas por el feminismo lograron una efectiva emancipación de la mujer. Sin entrar a analizar las culturas que parecen haber quedado en el mundo antiguo, si vemos lo que sucede en el siglo XXI, en las grandes ciudades, con mujeres que ahora, además de trabajar 9, 10 o más horas diarias, en un empleo bajo patrón, se siguen ocupando de las tareas de la casa y del cuidado de los hijos, o al menos siguen tomando la mayor responsabilidad en eso, sospecharemos que algo no anduvo bien. No creo que sea lo que pensaron las primeras feministas cuando plantearon la posibilidad del voto o de la igualdad con el varón en todos los terrenos.

En los empleos y salvo contadas excepciones, la mujer a igual cargo sigue ganando menos que el hombre. Seguimos inmersas y voto a que desterremos por siempre el horrible San Valentín, en una especie de sueño romántico donde la única salida posible es estar acompañada de un hombre para tener un lugar en la sociedad o por el contrario aguantar las indirectas de la mayoría que no verá con buenos ojos que alguien no tenga la más mínima intención de ser madre, esposa o novia dilecta.

La propaganda de unas galletitas que muestran a una mujer joven picoteada insistentemente por un pajarito-conciencia, es emblemática en ese aspecto:
32 y no tenés novio (!!!) léase 32 y ni miras de casarte o formar una familia, se te cae todo (mientras la muestran pedaleando en una bici fija).

Seguimos fijadas a determinados mandatos, obsesionadas/os con el paso del tiempo y sujetas/os a las instituciones que regulan el orden heterosexual como el único válido.

Desde ese lugar, hay mucho, mucho por hacer aún.

un beso

Lilián

meridiana dijo...

Julieta: creo haber entendido a lo que se refiere Eme con ilusión de emancipación y lo explico en la respuesta.

coincido con vos en que no se trata de valores femeninos o masculinos, por favor, no tomemos etiquetas para definir los sexos, donde la sensibilidad, la intuición, el desborde y la impetuosidad quedarían asignados a lo femenino, mientras la racionalidad, la valentía, la mesura y el autocontrol son definiciones del varón como lo pretendieron los griegos y romanos.

por suerte siempre hubo coladuras en la malla de ese entramado, las hay también en el discurso actual sobre lo femenino y deben ser aprovechadas para mirar más allá, justamente lejos del binarismo, tenemos otras opciones, veamos a nuestro alrededor como los géneros se diluyen y entonces hay transgéneros que no pueden encuadrarse dentro de ese binarismo y a los que debe reconocerse.

los mitos pueden servirnos como punta de análisis, si nos corremos de los años y de los diferentes discursos que impusieron de ellos otra cosa, muy diferente a lo que suscitaron en la antiguedad.

un beso

Lilián

meridiana dijo...

Desde ya estoy pensando en subir una próxima entrada, donde podamos tomar a los varones y a las consecuencias que tuvo esta concepción de la "vir" sobre los que no se adaptaban a la norma (los "pathicus" romanos por ej.)

esto por lo que me sugirió Karmen con el personaje doble de Ceneo.

Lilián

carmen cuervo dijo...

Recién estoy leyendo el post y el blog (ustedes saben que no soy muy internética). Solamente quiero decirles que por estos días ando paseando por acá con mucho gusto.

Adara dijo...

Excelente la entrada!!!
Desde ya el mitema es un amplio mundo a desarrollar.
En cuanto a los atributos de la virilidad encuentro irrisorio que se lo rutile, que sean atributos antiguos o modernos, de la virilidad o de la femineidad, acaso no somos todos seres humanos con sensibilidad? sin importar nombre edad posición o sexo? Claro, estoy hablando de la época actual.
No obstante creo que el entramado patriarcal es demasiado tupido, tejido con parte de nuestra propia piel. Creo que la propuesta es repensar y reelaborar éstos mandatos que aunque sea difícil y creamos que nada cambia… es, un gran principio.
Un saludo

Adara

meridiana dijo...

Carmen, se agradece entonces doblemente tu visita, que puedas seguir bucéando gratamente en estas páginas.

un abrazo

Lilián

meridiana dijo...

Adara: irrisorio o no, analizamos lo que sucede en determinadas culturas que fueron la base de nuestro pensamiento occidental y cristiano, por supuesto que no son las únicas donde el entramado del patriarcado asfixió buena parte de las libertades de las mujeres y de los hombres, recordemos que se erigieron en base a tener esclavos, Grecia y Roma son impensables sin los esclavos.

como en todo, siempre hay excepciones, no descartamos hablar más adelante de aquellas mujeresy hombres que pudieron escapar de estos imperativos.

saludos

Lilián

Mónica dijo...

Otrosí digo y digo más:
Atenea sí tuvo un hijo. No de la forma clásica (para eso era diosa). El divinal rengo fulero Hefaistos se había prendado de la diosa e intentó seducirla (yo más bien diría tumbársela) y Atenea huyó, aunque no tan rápido como para que Hefaistos no le eyaculara encima. Asqueada, Atenea se limpió con un algodón que arrojó al suelo, y la Tierra-Gea dio a luz al niño Erictonio, mitad humano y mitad serpiente. Atenea le tomó tanto afecto al monstruito que las malas lenguas dicen que terminó siendo el primer rey de Atenas (¿se acuerdan del templo Erecteón en la Acrópolis?) .Esto viene a confirmar que la vieja es siempre la vieja, aunque seas fruto de una cuasi-violación. También refuerza la idea de la diosa-madre-virgen (¿a quién les recuerda?), figurita repetida a lo largo y a lo ancho de la mitología y las religiones. ¿Qué más podría pedirse? Inteligente, racional, habilidosa con las manos, defensora de causas justas, bella, que sabe admitir sus errores y repararlos (recuerden a Tiresias y a Aracné) y encima, ¡virgen! ¿Qué más se puede pedir para madre de un rey o protectora de la más grande polis del mundo helénico?

Mónica dijo...

Todavía no me fui. ¿Se acuerdan de Medusa, esa tan parecida a tu suegra? Pues bien, viene a cuento hablar de ella con relación a Atenea, para demostrar que la diosa de los ojos ardientes tampoco era pera en dulce, como dice una querida amiga. Medusita era una bella princesa, de largos cabellos y ojos más bellos todavía, que enamoró (es un decir: más bien le recalentó la sesera) al todopoderoso Poseidón, señor de los mares y tío paterno de Atenea. El problema fue que los amantes escondieron sus amores en un templo dedicado a Atenea, y se armó. ¡Mirá vos, yo diosa y virgen y esta atorranta viene a mi templo a curtirse a mi tío! (Entre nosotros, Atenea y Poseidón no se tenían gran simpatía por un quítame allá esas pajas con una ciudad fundada en el Atica, que terminó llevando el nombre de la diosa...) Encima, la mocosa tuvo el atrevimiento de comparar sus ojos y sus cabellos con los de la diosa. Fue el acabose. Ahí nomás, la diva le convirtió cada uno de sus cabellos en una serpiente y confirió a sus bellos ojos el poder de petrificar a cuanto ser vivo (macho de la especie) mirara. La desdichada huyó a una isla, y quieren los mitos adjudicarle dos hermanas: Euriale y Esteno, igualmente feas y peligrosas, aladas y con garras de hierro (igualito que tu suegra). No contenta con haberla sumido en esta existencia miserable, Atenea sugirió a Perseo (su medio hermano, en tanto hijo de Zeus y la princesa Dánae) que a modo de colosal hazaña, le rebanara el marote a Medusita, la única Gorgona mortal. Para ello le prestó su propio escudo de bronce bruñido por Hefaistos, las botitas talares (con alas) de Hermes y el casco de invisibilidad del tío Hades (el que tenía puesto el tío cuando se levantó a Perséfone y se la llevó p'al rancho). Así armado, Perseo cumple con la tarea encargada y usa la mortífera cabeza para petrificar enemigos y liberar a Andrómeda. Finalmente entrega la testa rebanada a su benefactora, que se la prende en el escote y todavía la luce ahí.
Ya que estamos, contemos que de la sangre de Medusa que cayó al mar, nació el caballo alado Pegaso, que Perseo también usó para algunas de sus aventuras antes que el pingo rumbeara p'al Olimpo. Teniendo en cuenta que el caballo era un atributo y estaba dedicado a Poseidón (mirá que hay que ser raro para dedicarle caballos a un dios marino...), quizás el bellísimo Pegaso haya sido el gesto final de amor de un dios a su desdichada amante.

julieta dijo...

wow mónica, es increíble todo lo que sabés... y cada cosa que contás es más interesante que la otra... un beso.

meridiana dijo...

Gracias Mónica por seguir aportando datos sobre los mitos relacionados a Atenea. El de su
hijo adoptivo es uno de los que está más cuestionado por los estudiosos del tema y sería parte de las modificaciones más recientes, justamente quizás para fijar la estirpe "divina" del primer Rey de Atenas.

En cuanto a lo de la diosa, madre y virgen, podemos decir que acá está ejemplificado lo que es un mitema, esa unidad mínima que se repite de un mito con diferentes significados según la época.

Atenea da para mucho, de eso no hay duda, seguramente volveremos en el futuro con alguna de las historias que no pudieron ser contadas en este post.

un abrazo

Lilián

Viv. dijo...

"El universo está hecho de historias, no de átomos"; cuánta elocuencia en tan pocas palabras!
Pero gran parte de esas historias la han escrito ellos con sus prejuicios de género; no hemos ganado esa batalla aún. Muy interesante entrada; besos.

Sweet and Tender Hooligan dijo...

me canse de hacer de chals ingalls
y pa plantar -dice el psicoanalisis- hay que encontrar tierra fertil que aloje el discurso
basicamente, me canse, quien me culparia?

meridiana dijo...

Viv: es verdad, ese verso de Rukeyser no puede ser más elocuente. sobre la batalla perpetua te recomiendo el texto de Colombani que cito en el post, lo podés bajar de internet.
gracias por pasar, cómo anda la mi otra orilla querida?

saludos

Lilián

meridiana dijo...

Sweet: nada de culpas (quien podría?) volvé y quedate que te perdonamos ja ja ja, no creas que todo cae en saco roto, para ejemplo....

Lilián

emeygriega dijo...

Chicas: cuando terminen la saga de las diosas griegas, podrian hablar de las mujeres africanas,sus liturgias, suis divinidades y sus calvarios, ando con ese mambo.

Besos a las tres Meridianas y a Julieta.

meridiana dijo...

Eme: no hace mucho por un trabajo sobre religiones afrobrasileras, tuve ocasión de leer un texto maravilloso, me llevé unas cuantas sorpresas, aunque no hablaba sólo de las mujeres.

es muy interesante la propuesta, la tendremos muy en cuenta.

beso

Lilián