sábado, 28 de abril de 2007

PELIGROSAS VECINDADES







Ya Roman Polansky en "El inquilino" nos advertía sobre la falsa normalidad de algunos vecinos, aquellos con quienes nos saludamos apenas en el ascensor o cruzamos un parco "buen día"
o "buenas noches".
Ni que decir de la mirada feroz de Alex de la Iglesia en "La comunidad" que nos asesta un golpe en el hígado, bajo la capa de un humor negro, que se vuelve insoportable.
Sí, cosas extrañas suceden en los condominios, compartimos alumbrado, barrido y limpieza y...algo más.
Psicópatas "americanos", delirios místicos de viejecitas (brujas?) tiernas o cuarentones solitarios y hasta aquellos que parodian la metamorfosis kafkiana, desde de la peor banalidad, nos rodean seres sobre los que hay mas preguntas que respuestas.
Como no somos egoístas y además nos impulsa la advertencia de que , a cualquiera podría pasarle, los hacemos partícipes de ciertos "escritos" pasados debajo de la puerta, a quienes integran este Blog. Seguramente en las horas en que inocentes, tarareamos bajo la ducha, ojos sagaces nos observan y luego manos afiebradas, borbotean mensajes sin firma alguna.
Adelante! todos somos espejo....

(Ver Anónimos)


Lilián Cámera

14 comentarios:

(j.g.) dijo...

en monserrat era vecino del orgullo del barrio: la sra. yiya murano.
ahora, en colegiales...no se como decirlo...casi al lado de mi casa hay una pollería... el padre de la familia tiene vello en exceso (ahora lo imagino aullando a la luna, shit)... el hijo anda con un doberman y cadenas por todos lados-por si alguien duda que es muy macho, usa musculosa cuando hace cero grado- (creo que si tiene que pasear un caniche lo deja abandonado por miedo a que le griten "trolo"... pobre bobby )... y la chica de la familia... bueno, ahí está el asunto... es una rubia de ojos congelados (demasiado rubia, demasiado congelada)... que camina usando ropa interior demasiado ceñida (el adjetivo suena un tanto falaz e insuficiente para dar cuenta de la intimidad de la chica, ah la imposibilidad de la palabra)... y una vez no pude evitar permanecer perplejo contemplándola a través de la vidriera mientras la blonda con un cuchillo inmenso arremetía furiosa contra los pollos fenecidos cual sharon stone con un picahielo... lo peor es que ellos piensan que soy un vecino un tanto "extraño"...

Meridiana dijo...

Así es mi estimado J. (dejemos el G por favor) estamos rodeados y no por los indios comanches. Me llama la atención la chica que describe, por experiencia le diría que de las rubias solo pueden esperarse malas noticias. Sobre todo si trabajan en pollerías y esgrimen con gracia el cuchillo.
Ahora póngase del otro lado del mostrador... Ud.con su look "urban gotic" y esa escalera con acceso al cuartito infernal no es moco de pavo.Sigo pensando que guarda mas que libros allí, algo más orgánico
quiero decir (y no se trata de una colección de potus).
Tenga cuidado y opte por la macrobiótica,es preferible seguir observando de lejos como los elásticos dejan huella a terminar eviscerado.
Lilián

Meridiana dijo...

Hoy voy teñida de negro azabache, de paso monto en un caballo, oculto una espada, y utilizo mis uñas para rasgar la puerta en vez de tocar timbre.
Vanesa

(j.g.) dijo...

mire meridiana, no creo que tenga nada de raro ver entrar en una pollería a un sujeto que usa sobretodo con treinta grados de temperatura y tiene un ojo blanco cual marylin manson- sosteniendo un tomo de novalis- para hacer buenas migas con una vecinita que sostiene un cuchillo y triza pollos fenecidos con un frenesí inaudito.
le quiero pedir una evaluación, hablando de psicópatas y asesinos seriales.
en una primera cita, ¿cuál podría ser el indicio de que estoy con una psicópata peligrosa o una asesina serial?
1. que la chica diga: «—sos tan dulce y poético...»
2. que la chica diga: «—sin metáforas ¿cuál es tu sueldo?»
3. que la chica diga: «— vas a arder en el infierno eternamente para pagar por todos tus pecados, maldito condenado.»— mientras sostiene un crucifijo y desenvaina un... cuchillo.
creo que cualquier persona con sentido común intuye que la perversa es la que me pregunta por mi sueldo, pero nunca se sabe. la soñadora que suspira con los poemas me despierta sospechas.

Meridiana dijo...

Estimado, le agregaría una a la lista: la que con cara de nada (sin percepción de su sobretodo con 30º) se tome el café y le pregunte algo de Gran Hermano.
Ahora coincidimos, la peor de todas es la chica que suspira por poemas. Nadie puede suspirar por un poema de verdad, excepto las adictas a Pritzlutzky Farny.
Uno debería desencajarse, tirarse de las mechas, patear un perro o
golpear mesas con la poesía (hummm!)
Ahora que habla del ojo me recuerda al famoso personaje de Mel Brooks, ese Igor extraviado
enfundado como un monje, que hizo nuestro deleite en aquella versión extraviada de Frankenstein.
Claro, él estaba en un frío castillo, Ud. se mueve en la Baires Sub - tropical....
Igual no afloje, esa es la templanza del bardo.
Lilián

Adara dijo...

Lilian: Y usted que haria???
Seguramente le besaria el cuello para oler su sangre y asi saber si puede pegarle un buen mordisco, aunque con un poco de suerte un buen perfume pueda conquistarla y alejarse de El sin hacerle un solo rasguño.
Adara

Meridiana dijo...

Estimado J.G.: Deje de lado sus cavilaciones acerca de su blonda vecina!!!
A continuación,le alcanzo un test infalible para sus opciones. Le aconsejo que lo resuelva antes de cruzar a la pollería...

Pregunta a): ¿abonaría Ud. la teoría del mecenazgo femenino?
Pregunta b): ¿aceptaría una madre espúrea que lo sostenga con sus jornadas laboriosas? (en realidad b es una variante de a)

Si la respuesta es NO, cruce con cuidado. La rubia está demasiado congelada y los cuchillos resbalan con facilidad...
Si la respuesta es SI, acepte opción 1. Aunque sea sospechosa, cierta mirada bobalicona sirve por un rato, al menos.
Pero prepárese, porque la opción 1 desemboca, fatalmente, en la opción 3...

Nota: Los fundamentos científicos de este test figuran en el libro "Masculino-Femenino", de próxima aparición.

Liliana.

Meridiana dijo...

Epa Licenciada! Si Ud. lo dice... tome nota J.G. es por su bien.
En cuanto a Adara, tiene Ud. razón
mi fino olfato iría a la sangre del sujeto, tampoco ponga al cuello com única opción, hay arterias diseminadas por doquier...

Saludos
Lilián

(j.g.) dijo...

Licenciada Liliana, no estaba al tanto de su libro, solo había leído «Socorro, mi mamá es David Bowie» de la Lic. Laika Laperra (Paidós 2001).
Creo que el mecenazgo salvó a Rilke pero yo... antes de tratar con esas marquesas decadentes prefiero escribirle las elegías a alguien de la nobleza con vida algo más...disipada...digamos... como Carolina de Mónaco o la princesa de Suecia que antes de ser princesa filmó algunos videitos que no son precisamente para mostrarle a mamá y decirle «ves? esta es mi novia »... me refiero a que no son cosas muy de señorita...precisamente. bueno, rilkeanamente uno puede decir: Era joven. Necesitaba el dinero.
Si estas chicas de la nobleza en un arrebato lispectoreano de «financiar al ciego» se prestan, de buena gana serán bienvenidas. Sino tendré que decirle a mi vecina «contigo pan y cebolla», aunque temo que ante su presto «desenvainar de cuchillo cual ante pollo fenecido» tendré que conformarme con la lectura del bueno de Sófocles, que ya nos decía en un griego aletheia bien argentinito que madre hay una sola, que tangazo el sófocles. sí, la vieja es lo más y mejor no encontrarla en ciertas situaciones que hacen a ... la comunión de almas, princesas atorrantas o pollos fenecidos.

Meridiana dijo...

Estimado Jota, va a perdonarme la intromisión, pero yo tambien me prestaría al mecenazgo, en este caso no importa si de viejitos decadentes o de cincuentones adictos al viagra o de jovencitas
torturadas como Male de GH. Lo que hay que rescatar es la Obra.
No recuerdo el libro de la Lic. Laika Laperra, veré de conseguirlo con urgencia, me atormenta un problema similar, en este caso podría titularse: Mi madre es Mirtha Legrand y nadie lo sabe.
Eso de contigo pan y cebolla, no se lo aconsejo, al menos yo tengo un problema grave con la cebolla, si esta vecinita tambien lo tuviera podría llegar a usar el arma blanca sin remordimientos.
De todas formas me vino una imagen perturbadora por esto que dijo del pollo "fenecido" y el cuchillo dispuesto... Será que Ud. habrá querido decir que ante la vista de ciertas carnes exangües, la matarife puede ser capaz de lo peor?
En ese caso mi estimado, tengo que recomendarle seriamente se abstenga de todo contacto con la ninfa. Sería terrible escucharlo recitar con voz de "púber etéreo"
los negrísimos poemas de su autoría.

Lilián

(j.g.) dijo...

ah bueno, meridiana, cuidado que con eso de que la excusa es la obra, porque vino un señor y me dijo "te quiero" y beso va beso viene (de macho) no me lo puedo sacar de encima. es pecado amar?
no creo que la vecinita tema esa visión que usted pinta como lamentable, en verdad, pero de todos modos, ante un presto e imprevisible desenvainar de cuchillo... les molestaría escuchar una voz aflautada de il castratti poeti cual niño cantor?
está bien, es la templanza del bardo como usted dice, pero todo tiene un límite y el mío es la camisa hawaiana.
Prefiero ser ese Igor hipertiroideo con el que usted me compara.
O emprender un zapateo de gauchazo y ahuyentar a los bichos que espantan a liliana (que se ha llamado a silencio) con un presto zapateo al grito de !juera bicho¡!juera canejo¡!a cucha¡

Meridiana dijo...

Estimado J.G.:
Me he llamado a un corto silencio debido a las altas temperaturas soportadas últimamente (39° de fiebre, digamos), el médico me ha dicho que las sustancias que emiten los pollos fenecidos pasados algunos días y si no están convenientemente refrigerados, no son muy saludables...hasta hacen efecto con sólo nombrarlos...
Veo que mi test dió para la polémica del mecenazgo...¡¡Bravo!!
Es un tema que me desvela desde hace rato, sobre todo después de haber "sostenido" tanto párvulo irresponsable devenido a marido...(mi experiencia, Ud. sabe, es larga al respecto)No vendría mal, tal como dice Lilián, invertir un poco los términos y descansar un poquito...
En cuanto a Ud., no lo veo con camisa hawaiana y voz aflautada...
Mejor siga con el zapateo (que por otra parte, es muy útil para asustar bichos...sobre todo si son argentinos y le entienden sus epítetos....)Le acerco otro, para que incorpore a su vocabulario macho-gauchesco:
¡¡ahijuna!! (dicho en voz bien alta, hasta posiblemente fenezcan del terror...)
Ah! me olvidaba: la comisaría de mi barrio ha encargado varios ejemplares del libro "Masculino-Femenino", lo cual me enorgullece...Sobre todo, por haber logrado abrir en esas mentes un espacio para la lectura, acorde con la formación que se espera de un auténtico guardián del orden...(al cual puede recurrir si la blonda blande el cuchillo, aliteración mediante...)

Saludos
Liliana.

Meridiana dijo...

Concordamos estimado, lo prefiero de Igor y cambiando la joroba de lugar según las circunstancias...
Al igual que la Licenciada, no lo veo en camisa hawaiana, lo suyo es una " Joven manos de Tijera". Esto no por hacer alusión a su "coiffeur", mas bien pensando en lo útil (y sugestivas) que serían tales manos en caso de ser acosado o vilipendiado por rubias
dedicadas al arte de tronchar pollos "fenecidos".
Igual lo vamos a querer con voz de castratti, pero es necesario llegar a tal situación por amor?
Vamos vate provocador, utilice la gracia de la lira y desarme ese hielo de la carnicera, teniendo mucho cuidado, eso sí, de los elásticos de sus calzones!
Se me hace que harían una pareja encantadora, digna de los sótanos de la Bathory.
Aleje esa cháchara del Martín Fierro quelo convertirá en un ser solitario y dedicado a las ovejas (a la china siempre se la lleva otro vago o el malón).
Déjese llevar por la furia de la walkiria y ponga el pecho, la garganta o lo que fuera para que la daifa perpetre sus orgías asesinas.
Le garantizo que tendrá la heladera con pollos, huevos y otros productos de granja y una sonrisa de oreja a oreja.
Porque acaso no es verdad que:
..."no nos une el amor sino el espanto"...?

Lilián

(j.g.) dijo...

aro aro aro que este gauchazo está de vuelta!
no pruebe meridiana a incitar el zapucay de este paisano dark.
no se me anda agregoriando por ahí, sea gauchita licenciada¡
y a la chinita lilián que sepa que así como hay vampiros y "mostros" de todo tipo, también existe la luz mala.
evidentemente un maestro zen tropical es un despepite, habrá que descartar la bermuda y las maracas.
pero puedo imaginarme plenamente a los muchachos de la federal leyendo psicoanálisis de pura cepa heideggeriana y gritando a viva voz « solo nos resguarda la desprotección»
o a la brigada antimotines ante la hinchada del glorioso riverplei diciendo «estos muchachos están haciendo un llamado a la ley paterna antes de disolverse en lo amniótico» y arremetiendo a manguerazo limpio. la templanza del bardo como dice la gauchita gótica y matera es un bardo en sí mismo, valga la redundancia.