domingo, 15 de julio de 2007

DOMESTICIDADES PELIGROSAS


Qué hace que una mujer aguante por años el maltrato y en un
instante se rebele contra la crueldad del amo?
Qué pasa cuando ese instante es fruto de una maduración sigilosa
y se mixtura con anhelos e impulsos consumistas de una clase
media degradada?
En 1977 en su Álbum "Películas" Charly García y La máquina de
Hacer Pájaros cantaba a Marilyn y a las mujeres agobiadas por
un sino de claudicación:



"La cenicienta nunca fue feliz
siempre fue una fregona vuelta princesa.
Las mujeres vienen al mundo sin saber por qué
ni ellas tampoco entienden el significado
y viven en jaulas sin sol y aman con el corazón.
Esto no es un juego, nena, estamos atrapados.
Por eso quémate en el fuego fatuo, báñate en el verde lugar,
pero vuelve pronto a casa,
todos tenemos hogar..."

Es cierto, estamos atrapados, que cada quien elija la manera
de salir, nuestra invitada de hoy nos muestra una forma,
A continuación un fragmento del cuento " El Televisor Nuevo"
elegido a tono con una tarde de fútbol y capas caídas.
La pasividad también puede ser un arma extrema
Lilián Cámera
"El mueble resumía su vida y cómo le había ido en ella. A ella le hubiera gustado comprar uno nuevo, brilloso, bajito, con cajones y puertitas para preservar el deterioro de la vajilla de miradas indiscretas. O el lavarropas automático, sueño inalcanzable que las puyas maritales habían convertido en entelequia de una mente enfebrecida por la ambición.
Tan ensimismada estaba que su marido tuvo que aullar dos veces pidiendo el mate, antes de que ella se diera cuenta de que le estaba hablando. Se lo alcanzó y él tanteó el aire para agarrarlo, sin despegar los ojos de la pantalla monstruosa que transmitía la previa al partido.
- Está frío,- se lo devolvió brusco.
- Bueno, voy a calentar el agua. De paso le cambio la yerba.
El gruñó y se acomodó en el sofá veterano de varias campañas. También podrían haber comprado un juego de sillones. No muy grande, claro, porque no entraba, pero un sofá chiquito y dos silloncitos lindos con tapizado floreado, como había visto en la mueblería de la avenida. ¿Hacía falta un televisor nuevo, tan grande? Él se había puesto furioso. ¡Ella no entendía nada, nada!
- ¡El mundial se juega cada cuatro años y la tipa quiere verlo en un televisorcito de mierda!La discusión había ido subiendo de tono hasta el clímax habitual. Ella se había quedado en casa con hielo en el ojo y él se había ido a la casa de artículos del hogar..."

10 comentarios:

Alucard dijo...

Es claro que muchas mujeres padecen de la situación que mencionas, dónde radica que soporten tanto, cada una lo ha de saber. Pero a sí mismo se recrimina el actuar de estos... cómo decirlo "distinguidos caballeros", a los que les falta cerebro o sentido común.

Meridiana dijo...

Digamos que hay un alambre que tensa estas relaciones y se hunde en la carne hasta el hueso
y va claro, en la medida de cada quien poder cortarlo antes de que
pulverice la osamenta.
En cuanto a los "distinguidos caballeros"... que puedo decirte,
siento deseos de que les pase lo peor, siempre.

Lilián

Literófilo dijo...

Me gusta este cuadro de letras, me parece interesante, de verdad. Seguiré visitándote, y explica eso, que me pusiste en los bonsais.

niñoespina dijo...

¿Qué hace la sociedad para construir esos encierros para la mujer?
Esa es la pregunta.
Aunque, ellas mismas algo se están olvidando.
Seguro.

niñoespina

Meridiana dijo...

Literófilo, mi comentario en tus Bonsais tiene que ver con esa particular habilidad para decir en
pocas palabras lo justo, dar el toque, el pincelazo y transmitir algo que nos excede. Es díficil, quizás la mayoría, tengamos que dar muchas vueltas sobre el asunto
lo grato que tiene el minimalismo bien entendido. Agradecemos
tu visita y tus comentarios, espero
nos permitas linkearte (ida y vuelta)

Lilián

Meridiana dijo...

niñoespina, concuerdo en que la GRAN pregunta puede ser esa, estos
"caballeros" no son imágenes virtuales al estilo de "La Invención de Morel", hay una génesis perversa y eso abarca a las mujeres, en el nudo del alambre que no pueden desenvolver.
Pero siempre se interroga el sujeto, o al menos tengo la idea de esta posibilidad de intentar un cambio de posición, "Frankesteins" desencadenados aparte.

Lilián

sibila dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
sibila dijo...

diagnóstico: acumulaciones.
participantes: el acosador que elige a las víctimas porque son propicias de ser elegidas.
escenario: una trampa mortal. un laberinto sin hilo de ariadna.
secuelas: no poder apropiarse del afuera.
pérdidas: el nombre propio.
duración: años. a veces, largos años.
final: el exorcismo.

black eyed angel dijo...

si, el mundo esta completamente podrido, y este e soslo otro signo.......

Anónimo dijo...

Me cuesta entender esta violencia, como tantas otras que el mundo depara.
Excelente cuento.



El Levitador