lunes, 22 de junio de 2009

poema en fuga



Fuga de muerte

Leche negra del alba la bebemos al atardecer
la bebemos al mediodía y a la mañana la bebemos de noche
bebemos y bebemos
Cavamos una fosa en los aires allí no hay estrechez
En la casa vive un hombre que juega con las serpientes que escribe
que escribe al oscurecer a Alemania tu cabello de oro Margarete
lo escribe y sale a la puerta de casa y brillan las estrellas silba llamando a sus perros
silba y salen sus judíos manda cavar una fosa en la tierra
nos ordena tocad ahora música de baile
Leche negra del alba te bebemos de noche
te bebemos de mañana y al mediodía te bebemos al atardecer
bebemos y bebemos
En la casa vive un hombre que juega con las serpientes que escribe
que escribe al oscurecer a Alemania tu cabello de oro Margarete
Tu cabello de ceniza Sulamita cavamos una fosa en los aires allí no hay estrechez
Grita cavad más hondo en el reino de la tierra los unos y los otros cantad y tocad
echa mano al hierro en el cinto lo blande tiene ojos azules
hincad más hondo las palas los unos y los otros volved a tocar música de baile
Leche negra del alba te bebemos de noche te bebemos al mediodía y a la mañana te bebemos al atardecer
bebemos y bebemos
un hombre vive en la casa tu cabello de oro Margarete
tu cabello de ceniza Sulamita él juega con serpientes
Grita tocad más dulcemente a la muerte la muerte es un amo de Alemania
grita tocad más sombríamente los violines luego subiréis como humo en el aire
luego tendréis una fosa en las nubes allí no hay estrechez
Leche negra del alba te bebemos de noche
te bebemos al mediodía la muerte es un amo de Alemania
te bebemos al atardecer y a la mañana bebemos y bebemos
la muerte es un amo de Alemania su ojo es azul
te alcanza con bala de plomo te alcanza certero
un hombre vive en la casa tu cabello de oro Margarete
azuza sus perros contra nosotros nos regala una fosa en el aire
acosa con las serpientes y sueña la muerte es un amo de Alemania
tu cabello de oro Margarete
tu cabello de ceniza Sulamita

Paul Celan


*

Poema en fuga


juega con serpientes
azuza los perros
enmudece

si el ojo es azul
cuál será la medida
de la sombra?

negra leche del amanecer
caminamos a destiempo
de dios?


Liliana Piñeiro

20 comentarios:

Mariana Garrido dijo...

y dios sera la medida de nuestra sombra

Cíclopa dijo...

mi ojo es azul
mi ojo es
la medida de la sombra.

apagan mis luces
para que pueda
descomponer todo
en sílabas,

entonces nada asusta,
el miedo
y su vida
aparte
se recrea en otros jardines
tan cercanos.

Besos grandes,
Cíclopa

meridiana dijo...

Mariana: dialogar con Celan es extraer de los intersticios de la palabra, revelaciones...

bienvenida al blog

Liliana

meridiana dijo...

Cíclopa: el azul de la mirada, en el poema de Celan, tiene cualidades sombrías.
Tu poema tiene un clima de redención...

Gracias por compartirlo

abrazo
Liliana

javier galarza dijo...

En Instante poético e Instante metafísico, Bachelard escribe:
"De pronto se borra toda superficial horizontalidad. El tiempo ya no fluye. Brota".
Como ocurre en el diálogo entre Sachs y Celan, donde ella dice creer en Dios y él solo espera blasfemar hasta el final. Para concluir diciendo "No sabemos lo que vale". Y entonces "brota" el poema.
En este no saber, tal vez podamos fijar vértigos, en brechas, en destiempos.

Basquiat dijo...

poema de huella que se aleja persiguiendo la tristeza.
un abrazo.

Arha dijo...

¿la exacta medida de la luz?


miradas que alumbran palabras
por eso vuelvo
cada vez

gracias por eso


abrazos

LuisAQuesada dijo...

¿Cómo decir lo que no puede ser dicho?

Celan escapa de los campos de concentración que terminaron con la vida de sus padres, pero su poesía siempre tendrá el fondo oscuro de esa cenizas. Hará de esas cenizas en el lenguaje la posibilidad que vetó Adorno.
Convertirá las palabras en escombro para combatir el olvido.

Por eso es tan logrado en su poema preguntarnos por la medida de la sombra (qué de nosotros apenas se refleja en la huella y nos enmudece)


muy bello Liliana
Saludos

meridiana dijo...

nadie como Bachelard para fijar las coordenadas poéticas y metafísicas de ESE instante...

gracias, Javier

Liliana

meridiana dijo...

Basquiat: "La poesía está siempre en camino" dice Celan. Es un "permanecer abierto"...

Diferentes voces se encuentran en esta "fuga" (palabra que proviene del ámbito musical)y el movimiento acelerado del poema de Celan da la sensación de "huída".

saludos
Liliana

meridiana dijo...

Arha: el objetivo es dejar hablar a esta poesía, desde su "enmudecimiento".


gracias a vos por volver

abrazo
Liliana

meridiana dijo...

Luis:
"Dale a tu palabra también el sentido:
dale las sombras"

Todo un ars poética en estos versos de Celan. Y es poética de cenizas: da su palabra a la ausencia.

saludos
Liliana

Alucard dijo...

No es luz,
sólo la estrechez
de un mundo sosiego.

Es la noche
la que elimina la estrechez
que consume la mañana.

Es el ojo,
no la sombra la
que al final contempla la muerte.

En fuga, o tal vez,
y sólo tal vez
en reencuentro.

Excelente texto.

Natalie Sève dijo...

Queridas Meridianas:

Hace mucho que no pasaba por aquí, me alegro de haber reencontrado este sitio, siempre lleno de poesía viviente..

Este poema de Liliana, me evoca totalmente la fuga de un amanecer infantil en el campo, cuando se me quedaron pegados los zapatos en el barro...
Gracias y las invito a ver lo último que he ido publicando, un abrazo
Natalie.

meridiana dijo...

Gracias a vos, Alucard, por compartir tu texto

abrazo
Liliana

meridiana dijo...

Natalie: mmm...esa sensación de no poder caminar...una evocación infantil donde nos quedamos detenidos, mientras el tiempo sigue...

te haremos una visita, por supuesto

beso, Liliana

Adara dijo...

La imposibilidad.
Desde el costado mas terrible: decir el silencio
decir la ruina decir el terror.
La sombra como medida Liliana
que horror dicta esa mano!!

Excelente
Un abrazo

Adara

Viv. dijo...

La poesía seguirá interpelando la historia y al presunto creador y los violines no dejan de evocar el olor a azufre en el aire ... La nación que sufrió la tortura de un verdugo puede convertirse en torturador.

¿Quién pueblo está libre de padecer y sembrar sombra?

Un abrazo meridianas.

meridiana dijo...

Adara: Celan, apropiándose de la lengua del enemigo, transforma ese dictado en una de las mayores obras poéticas del siglo.

Se puede seguir escribiendo poesía después del horror, está a la vista.

saludos
Liliana

meridiana dijo...

Es cierto, Viv.: ningún pueblo. Ni siquiera el que ha sido torturado puede evitar ser verdugo...

Lamentablemente.

abrazo
Liliana