lunes, 1 de junio de 2009

nombres



nombre 4


hermano
no entiendo el temblor de los ojos
la criatura que asoma por tus comisuras
con la carne de tigre perdida

dónde queda la noche de la playa
el canto fugaz de nuestros miedos
tu balcón del niño prometido
la muesca en baldosas escondiendo sangre?


una ventana callada
nos cierra la arena
transcurre como una línea
entre tu baldío y el mío
férulas de campanas que no tañen


quién levantará los postigos del mediodía
cuándo pediremos ese sol esquivo
cómo haremos nuestra la saliva de la abeja
dónde dejaremos el traje del muerto
como un don inaceptable?


hermano
el costal ya no pesa en la espalda
convertida en tronco resiste la corriente
es hora de cruzar el río
las nutrias asoman sus colmillos
delicada melodía regalando un bosque





©Lilián Cámera
(de la serie Abreviaturas)
Fotos: Leandro Quintero


25 comentarios:

Cíclopa dijo...

hermano
de hermandad
que trae más tripas de madre.

Hermano que sabe más
por callar y no existir
tantas veces.

Ana dijo...

Lilián, me encanta este poema y otros que leí en Las elecciones afectivas. Legué a ellos siguiendo yo un rastro, sin que nadie me sugiera el recorrido, lo cual le da al descubrimiento el condimento extra de la sorpresa.
Arribé a este blog por un comentario en el blog de La manzana en el gusano, porque recordaba que los chicos habían colgado unos poemas de CAsas que me interesaba subir al mío.
Luego se sumó a que estoy leyendo un libro de Javier Galarza, que veo fue quien te mencionó en el blog de LAE..
Me gusta lo que encontré acá y también en el blog de Javier
Así se dan los encadenamientos, las sincronías..
Sumé este link en mi blog, para tenerlo "a tiro"
Un saludo afectuoso!
Ana

Leonor dijo...

todo bellisimo

Leandro dijo...

sigo meticulosamente la cura de tus palabras al pie de la letra.
tengo el cuerpo lleno de craters sedientos de esas imagenes que nunca terminan de abrirse/
codiciado control ingüístico
regalame bosques metafísicos

babeo saliva de abeja REINA
fermento hedonismo.

"entre tu baldío y el mío"
lo duendes cotizan todo lo que no llego a ser lengua.


son las ventanas calladas las que recitan todas tus partituras?

en linea recta se me abre el pecho...
Coreografía BIG-BANG


Ps: tus abreviaturas multiplican mis imagenes...
la cajita musikal no necesita cuerda.....suena y suena.

MERCI mum.

meridiana dijo...

Cíclopa: los hermanos que callan, los que fueron callados, todo hermano, todo aquel que aún tiene que cruzar el río.

un beso
Lilián

meridiana dijo...

Ana: gracias por tus palabras, sí, hemos estado con Javier escuchando en el MOCA a Genovese, a Silvestri, a Mileo.

he pasado por Fedro varias veces, hasta allí me ha llevado Leonor.como vez los senderos que se bifurcan son infinitos y arribamos de una u otra manera, al punto de encuentro.

te linkeo también

un abrazo

Lilián

meridiana dijo...

Leonor, ex toto corde Gracias!

Leandro: entre silent y listen, la cajita musical guarda el sonido de nuestro tiempo y el que se ha perdido, por esas cosas de la vida, porque callar tambíén es decir. beso grande

Lilián

Edgardo dijo...

Cuantas distancias, diferencias, cuantas cosas que (no) vemos. Un sin fin de números, de cruentas historias, de asesinos que no asesinan y hermanos que te clavan un puñal por la espalda.

Cosas de la vida, tener que salir sabiendo que siempre se esta en peligro, pero, justamente eso es vivir.

El temblor del cuerpo molesta, pero algo nos llama, eso nos llama, “al otro lado del río”, o de la calle, o de la cuadra, o de la puerta, o de la ventana.

Ojala encuentre un sendero que te conduzca al puente por el cual cruzar el espacio, ojala encontremos la forma de superar las distancias.

Un saludo.

HologramaBlanco

hanna dijo...

Cuando hay temblor, y se desconoce la criatura que asoma por las comisuras...hay que resistir la corriente. Esa puede ser la hora de cruzar el río.

gracias, Lilián

saludos

meridiana dijo...

Edgardo: creo que se trata de eso, de silencios y de imposibilidades, de puentes y senderos, de la tristeza agobiante que se ve en ese otro cuando algo cae y ya no resiste. pero como decía Bayley:

"no es infinita esta riqueza abandonada?"

bienvenido a meridiana

saludos

Lilián

meridiana dijo...

Hanna: hay que cruzar, sí, hay que apropiarse de ese río, tomarlo con toda su belleza olvidada, recuperar la casa (lengua) natal, no para la melancolía, sino para lo posible.

saludos

Lilián

Arha dijo...

no entiendo y sin embargo el peso
que se disuelve en espaldas y en ramas y en ríos

no entiendo y sigo porque el camino se anuncia

bello, lilian
bello

Adara dijo...

Como hacer entonces cuando el peso se hace tronco?
Como llenar el espacio de ese río?
Aquello que parece cerca está lejos
y aún mas cuando nos nubla el olvido

El miedo mas profundo

Adara

Juan de Dios Chaveto dijo...

Quién levantará los póstigos donde el sol esquivo escape y enfríe los reductos con el agua calma del mar que se postra como las lenguas oscuras. Hermano, era el río en mí que volvía, ¿o eras tu que regresabas, o era yo que me iba?

Un saludo..

javier galarza dijo...

Te vi, hermana, parada en ese brillo - escribe Paul Celan en un texto conmovedor.
La mención a la filiación tiene una carga por demás fuerte (y en mi caso conflictiva, también).
Mirá, te cuento un secreto, en verdad es la primera vez que lo cuento. Escribí el poema ARQUITECTA, luego de un conflicto con mi hermana que implicó su silencio y mi correspondiente dolor.
Creo que duele especialente leer la escritura en el cuerpo de los hermanos. Cuando la sangre no alcanza y uno hace de los amigos el nombre de su raza.

antonio medinilla dijo...

Del silencio a la avalancha? Aún digiero imágenes, descensos y espirales. Aquí hay salto, traslado, piedra de sutura, confesión huyendo siendo. En fin, esto es literatura como se debe -ronronea el brutísimo sureño sus certezas-apetencias.

Leches, más! Dice el lector sin.

Un abrazo, querida Lilián.

meridiana dijo...

Arha: ese no entender es un poco el nudo de este poema, el pedido (tal vez incierto)de poder dejar atrás la resignación. gracias por tus palabras.

Lilián

meridiana dijo...

Adara: si le digo que hay que tener ese "don de creer", aún cuando el espacio del río no pueda llenarse, aún cuando el nombre sea
silenciado, resistir, resistir.

Saludos
Lilián

meridiana dijo...

Juan: yo espero de verdad que el hermano se permita hasta el último rayo de ese sol esquivo.
nos acercamos y alejamos como las mareas, buscamos el amor con desesperación, aunque callemos.

gracias por tu visita
Lilián

meridiana dijo...

Javier: gracias por ese verso de Celan, me conmueve tu confesión y pienso en esos cuerpos que describís en algunos poetas y también en esa indefensión que nos viste con el desamor.
que nada nos obliga a querer nuestra propia sangre y que a veces también sangramos porque elegimos querer. sí, "la sangre no alcanza y uno hace de los amigos el nombre de su raza"

un abrazo

Lilián

meridiana dijo...

Antonio: qué gusto esta visita, agradezco porque tu escritura siempre me produjo vértigos, extravíos, preguntas y
un ansia tremenda de quedarme en esos escalones, espiando como armás esas cajas chinas, esas resonancias/asonancias, los juegos
sutiles del Sur-sub.

abrazo

Lilián

Viv. dijo...

Cruzar el río de palabras, llegar al maravilloso bosque ... Qué encerrará esa caja silenciada?

Saludos.

meridiana dijo...

Viv: vos sabés que en ese cruzar el río hay historias de esta orilla y de la otra, que nadamos entre las dudas y los orígenes y buscamos esa forma de llegar al bosque porque es un territorio de aquí y allá.

saludos

Lilián

La Gata Insomne dijo...

que bueno y fuerte este poema
somos 6 hermanos

tengo tantos poemas para ellos que no he podido escribirlos

besos

meridiana dijo...

Gata: así son las cosas entre hermanos, fuertes. imprevisibles, dolorosas y sublimes, entre luces y sombras.

beso

Lilián