miércoles, 27 de agosto de 2008

nueve maneras de mirar un árbol


I

Un árbol solo, en el horizonte
es una pregunta
a Dios

II

Con hambre de estrellas
las ramas del árbol
arañan el cielo

III

Al sol, el árbol deja su sombra:
duplica el milagro
sobre la tierra

IV

Una luz pide confesiones:
en el claroscuro de los árboles
resguardo mi corazón

V

La muda presencia de este árbol
ha sido piadosa
con mis amores


VI

Leve murmullo
en la brisa del atardecer:
cantan los árboles



VII

El árbol blanco
tembloroso
en el silencio de la nieve

VIII

El pintor pinta su árbol
la belleza
resiste

IX

Una tormenta agitó los árboles
el día que mi madre
partió




Liliana Piñeiro

36 comentarios:

Mónica dijo...

Nueve haikus dedicados a un haiku.
¿Acaso el árbol no es poesía?
Un abrazo,
Mony

Cíclopa dijo...

Un árbol
me mira.



Un abrazo Liliana,

el mostro dijo...

hola !

meridiana dijo...

Mony: el árbol es poesía...sublime.

Gracias por tu comentario.
Otro abrazo
Liliana

meridiana dijo...

Cíclopa: la mirada de los árboles nos dice algo de nosotros mismos.

Besos
Liliana

meridiana dijo...

Bienvenido, Mostro!! ¿¿sigue siendo de Racing??

Me daré una vuelta por su blog...

Liliana

Anónimo dijo...

Hermoso poema. Liliana, cada vez mejor.

Juan de Dios Chaveto dijo...

Una sámara
con su ala espera el viento
que la lleve

como un suspiro
de sus palabras de sus deseos
en la punta de la rama

deshojada de invierno
vuela en agosto
y llega a la tierra

tierra húemeda
germina la semilla
y araña los tiempos

Se resguardan y se entregan
a los nacimientos

¿serán preguntas a dios?

luisaquesada dijo...

la belleza resiste Liliana

un comentario en onda haiku para estas miradas plenas

meridiana dijo...

Anónimo/a: Gracias.

Liliana

meridiana dijo...

Juan: seguramente. La existencia es una gran pregunta...

Saludos
Liliana.

meridiana dijo...

Luis: convulsionar de belleza es necesario...

No creo haber respetado la métrica de los haikus...pero el otro día escuché a un poeta argentino que reside en Japón, quien señalaba que el espìritu de los haikus no se reduce a la métrica, por supuesto. Así que, a lo mejor, este texto entra en esa definición, además de haber sido escrito a propòsito de las "Trece maneras de mirar un mirlo" de W. Stevens.

La alegría de las influencias...

Saludos
Liliana

La Gata Insomne dijo...

qué hermoso poema o suma de haiku,
bendito el árbol que tanto da de sí, a la vida y a la poesía, que al final son lo mismo

besos enarbolados!!

Anónimo dijo...

Secretos en la copa
se bebe el alma de mi sed
el árbol

Bellas formas Liliana
Saludos. Adara

meridiana dijo...

Gata: los árboles son bendiciones, estoy segura.

Un abrazo
Liliana.

meridiana dijo...

Árboles que murmuran, secretean un saber que se nos escapa...

Gracias Adara.

Besos
Liliana.

arqueck dijo...

El otro día encontré una servilleta escrita por mi novia que decía "¿a vos te parece pensar que los árboles son una monstruosidad?".

Yo le había comentado eso.

La servilleta tenía otra queja, que dejaré para otro momento.

DaliaNegra dijo...

Hermoso.Cada haiku,una rama en flor.
Me fascinan los árboles.
Besos***

meridiana dijo...

Arqueck:

a)su novia es muy quejosa
b)habría que ver qué significa para Ud. una monstruosidad...

Liliana.

meridiana dijo...

Dalia: Compartimos la fascinación.

Gracias por tu comentario.
Beso, Liliana

Mary Poppins dijo...

Mirar al arbol
cuando no nos esté mirando.

Red vegetal
testigo del andar del hombre
y de los hombres que vendran

meridiana dijo...

Mary: los árboles son testigos, sí.Y muy buena tu propuesta de espiarlos.

Besos
Liliana

-Pato- dijo...

La poeta la escribe ramas, la belleza resiste.

El árbol de mira, te presiente.
Besos.

meridiana dijo...

Pato: ser presentida por los árboles nos da otro lugar en el mundo...
Gracias por la imagen.

Besos
Liliana.

Natalie Sève dijo...

Nueve días colgó Odín del árbol de la vida, nueve días en los que Vió el transcurso del mundo hasta su decadencia.
Gracias por estas visiones, ramas de las que cuelgan los espejos del mundo.
Un abrazo
Natalie.

meridiana dijo...

Gracias a vos, Natalie, por tu comentario. Desde la mitología, una bella referencia.

Beso, Liliana

Poesía de E. de Santiago dijo...

Liliana que beellooo, y del primer árbol, lo entiendo plenamente, ya que yo los he pintado, a esos árboles solitarios que dialogan con dios, me gustó mucho sinceramente, cada número es una sorpresa al espíritu.
Estaba medio perdido, pero a los buenos sitios no se les olvida, y a las buenas amigas tampoco.
Un abrazo trasandino y felicitaciones.
Gracias por tu visita a mi otro blog, y veo que mi amiga Natalie ya encontró esta alfaguara de buena poesía

meridiana dijo...

Enrique: Siempre bienvenido, tampoco te olvidamos...

Tenés imágenes en tu blog de esos árboles solitarios? Avisame, me gustaría verlos.

Y gracias a vos.
Un abrazo
Liliana.

Pol dijo...

No hay nada más arbolísimo que la poesía ramificada. Brótele!

meridiana dijo...

Ya brotó, Pol...

Liliana.

ángel dijo...

Líneas como brotes que se abren desde el tronco del lenguaje, desde la oscuridad profunda de su savia.


Gracias.

PIER BIONNIVELLS dijo...

Precioso poema.
Y que imagen más original.
me encanta..
saludos.

meridiana dijo...

Angel: ramificar el lenguaje es un buen propósito para todo poeta.

Gracias a vos.
Saludos
Liliana.

meridiana dijo...

Bienvenida tu visita, Pier.

La imagen resultó de un feliz encuentro en la web...y me pareció la más acorde a las "Nueve maneras..."

Saludos
Liliana.

una vida lo que un sol dijo...

qué bonito

yo tengo la misma sensación

un árbol sólo es una pregunta, no sé si a Dios o a quién, pero conmueve.

la foto es de Magritte?

meridiana dijo...

Una vida lo que un sol (un bello nombre): gracias.

No tengo referencias de la imagen. Fue un feliz encuentro en Google.

Saludos
Liliana.