domingo, 22 de junio de 2008

efecto moebius




"Alteraciones aparentemente pequeñas en la construcción de una superficie, resultan en cambios inesperados en sus propiedades"

Cinta que se dobla: figura sin fin. De textos despojados a poemas barroco-musicales. He aquí un efecto.




meninas



princesas de sus padres

encortinadas de tules

iluminadas

de sedas y de organzas

dulces y criadas

a pura mantilla elegante crochet

de grandes ademanes

tristes y reales

infantas en sus espejos

esclavas de sus esclavos

encorsetadas

ahorcadas con las cintas de sus moños

engalanadas

en lentas ceremonias de fúnebres puntillas

y olvidadas

plebeyas del amor.



Liliana Piñeiro


24 comentarios:

Arha dijo...

me impactó leer en tu poema
el ahogo que me produce ese cuadro

envolvente muerte para revelar la vida de unas niñas muertas

miriam dijo...

un toque de delicada, trágica y apacible belleza en tiempos de insomnio.
me encantó.

Isa S.B dijo...

Precioso poema para una ifanta ingrávida.
Un abrazo.

Pol dijo...

Se me encinta-de-Moebius el alma!

meridiana dijo...

Arha: Algo de esa ..."cortesía" real resulta asfixiante, verdad?

Un saludo
Liliana

meridiana dijo...

Miriam: está científicamente comprobado que las meninas ayudan a combatir el insomnio...
(aunque espero que este texto no tenga esa función...je)

Un abrazo, y gracias
Liliana.

meridiana dijo...

Muy agradecida, Isa, por tu comentario. Esa infanta no tuvo un destino feliz...

Otro abrazo
Liliana

meridiana dijo...

Pol: esa cinta envuelve el alma, efectivamente...la deja "tan adentro de tanto afuera"

Un saludo barroco
Liliana

UMA dijo...

Esa asfixia es sofoco, ahogamiento y opresión, es un estar determinado, una disnea profunda.
Bello poema, Lilian, como siempre.

-Pato- dijo...

Felicitaciones a las tres por el libro :)) qué bueno!!!

Aquí estoy dando vueltas con las meninas, que con cada vuelta me quitan el aire, me oprimen la garganta, genial!

Besos

meridiana dijo...

Uma: Evidentemente, tanta puntilla, tanto moño, tanta formalidad...algo de la niñez sofocan.

Gracias por tu comentario
Besos

Lilian...a

meridiana dijo...

Bienvenida, Pato!! Y gracias por las felicitaciones.

No te enredes con las meninas...Seguí el borde de Moebius!! Esa cinta no oprime, te aseguro...

Un abrazo
Liliana.

peregrino dijo...

acabas de romper el corsé...
bello.

meridiana dijo...

Peregrino: en este caso, el intento fue romper el corset de la palabra, lo propio de la poesía...

Gracias por tu visita.
Saludos
Liliana

Humanoide dijo...

Hum... entre escher y bach.

Qué locura!

La Gata Insomne dijo...

qué bueno

un retrato de todo lo que aprieta a una menina

te propongo eso: un diccionario poético

un abrazo

meridiana dijo...

Humanoide: Que mi poema haya dado lugar a asociaciones con Escher y Bach...es un honor para mí. Gracias.

Saludos
Liliana.

meridiana dijo...

Buena propuesta, Gata.

Esas meninas me conmueven...y Velázquez, un genio por lo que plantea en este cuadro con el artificio de la representación...

Algún poema tenía que expresar tanta admiración, sin duda.

Abrazo
Liliana.

Cíclopa dijo...

Meridianas:

fue muy lindo haber escuchado su poesía ayer,

un fuerte abrazo,

Cíclopa.

Natalie Sève dijo...

Meridianas:

Las felicito de corazón por vuestro libro!!

Por ustedes no transita
ninguna menina ahogada...

Un abrazo y felicidades!!

meridiana dijo...

Cíclopa: y fue un placer para nosotras escuchar tus textos. Esperamos tu libro...

Un abrazo
Liliana

meridiana dijo...

Natalie: gracias!

Efectivamente, a nosotras, la cinta de Moebius no ahorcó nuestra palabra...

Cariños
Liliana

Pipa Hidraulica dijo...

Y Goya las mira desde el espejo

meridiana dijo...

Pipa (muy bueno lo de Hidráulica): muy acertada tu referencia a Goya...otro gran "testigo" de una realeza que se retrataba para la posteridad...

Saludos
Liliana.