domingo, 18 de mayo de 2008

la mano


Brazada inconclusa, mi mano sale del mar. La superficie reverbera en un movimiento de expulsión, y a lo lejos, la playa se asoma como una película muda. El sol brilla eterno para mis ojos y el azul de este cielo parece, hoy, ser un mensaje.

Cuando el músculo es blando y el latido inútil, siento que voy llegando a algún lugar. El silencio resulta demasiado extraño, casi compacto, y el aire que pasa por mi boca lo astilla en bocanadas cada vez más breves. Aunque mi mano se empecina, todo el pecho es demasiado angosto para la inmensidad.

Sin padre ni madre. Ni plegaria.

Mi mano y yo.

Liliana Piñeiro.

48 comentarios:

Alucard dijo...

Un fragmento muy apologético y bastante cierto. Una realidad enmarcada entre la soledad y el esfuerzo, pero a su vez el reflejo de la necesidad de los otros, la fuerza del ruego que quiere ser escuchado, la mano que se extiende, pero, ¿aquella extremidad lo hace en señal de ayuda o para pedirla?

miriam dijo...

me conmueve, es muy bello.
Además confirma que la orfandad nunca será completa.

arqueck dijo...

grados de latitud inquiere en el subconciente lados de gratitud.

Cíclopa dijo...

La mano del conflicto del caos sabroso-pequeño dios- la extremidad elegida para extralimitar-corta entre el Cielo y la Tierra- alarga la palabra que sale de la boca-cae por el hombro-llega hasta el dedo y le da el cachetazo bendito a la hoja hija.

Un abrazo grande. Muy lindo.

sibila dijo...

la dimensión inútil. el uno consigo mismo. el uno sin anterioridad.
«bello como la muerte», liliana.
abrazo.

MentesSueltas dijo...

Tremendamente potente y hermoso... me gusto mucho.

Te dejo un abrazo
MentesSueltas

meridiana dijo...

Hay momentos, Alucard, donde hasta el ruego se desvanece...

Liliana

meridiana dijo...

A mí me ha conmovido tu comentario, Miriam.

¿Qué tan solos estamos? Alguien habita dentro de nosotros, siempre.

Abrazo
Liliana

meridiana dijo...

Arqueck: Coordenadas de posición: ¿llamado al otro?

Saludos
Liliana

meridiana dijo...

Cíclopa: "Entre" el Cielo y la Tierra, esa mano revela su condición de extremidad.
(Por suerte he podido alargar mi palabra...texto mediante)

Abrazo
Liliana

meridiana dijo...

¿Será la belleza ese primer grado de lo terrible? ¿Lo soportaremos?

Gracias, Sibila. Y otro abrazo.

Liliana

meridiana dijo...

Mentessueltas:
Efectivamente, "nunca se sabe lo puede un cuerpo"

Gracias por tu comentario, me daré una vuelta por tu blog.

Saludos
Liliana

Mary Poppins dijo...

que decir entre el post y los comentarios...

cóncavo y convexo, dar y recibir, ofrenda al fin

se recorta el aire y se acerca la muerte, aunque esta ofrenda caprichosa intente arañarse con la vida

Puro existencialismo, diría yo, ni pasado ni dioses, solo el ser suelto en la inmensidad

ema dijo...

sin figuras o referencias mayores a las que disputarles linajes o genealogías. mi mano y la escritura: brazada siempre inconclusa pero que de un modo u otro encuentra bocanadas para desbaratar el silencio y rodear algo de la inmensidad.
besos, Liliana.
e.

meridiana dijo...

La muerte como ofrenda...
¿Heidegger diría: "ser para la muerte"?

Un beso, Mary
Liliana

meridiana dijo...

Ema: un hermoso texto el tuyo,rescatando la escritura para desbaratar el silencio (o para hacer silencio de otra manera...)

Abrazo
Liliana

Anónimo dijo...

Que coraje habitar completamente la nada hasta solo ser la mano, única, sola quien deba decirlo todo!!
Asombrosamente imposibilitado. Se ha dicho aquello indecible.
Asombrosamente siento que Usted me describe a mí en un nostálgico momento de tremendo dolor.

Un saludo y un abrazo a sus tremendas palabras

Adara

Poesía de E. de Santiago dijo...

Liliana. Un bello escrito, y en realidad todo el pecho es demasiado angosto para la inmensidad.
Muy buena imagen
Un abrazo

meridiana dijo...

Adara: Los momentos límites tienen una cualidad sorpresiva, es cierto. Y a veces, nos empujan a un coraje que no sospechábamos.

Un abrazo fuerte
Liliana

meridiana dijo...

Enrique: La nostalgia de la inmensidad (de lo que nunca se tuvo) tiñe a veces todo el paisaje...

Gracias por tu comentario. Y otro abrazo
Liliana.

russianblue dijo...

El premio "Blogger Sapiens Award" ha sido otorgado a tu blog.

Enhorabuena

http://buffelibre.blogspot.com/2008/05/premio-blogger-sapiens-award.html

UMA dijo...

Tu mano y tù seguramente alcancen los algunos matices de esas ansias.
Tu mano y tù...a veces es suficiente, Lili.
Un placer sin duda alguna en esta mañana que invita a alzar la mano hacia otro lugar.
Un beso

meridiana dijo...

Russianblue: Muy honradas por el premio. Y muy agradecidas, en nombre de mis compañeras y mío.

Un afectuoso saludo
Liliana

meridiana dijo...

Uma: Escribir ese momento no sé si ha sido suficiente, pero...una siente que ha bordeado algún lugar...

Besos
Liliana.

Historia de los Días dijo...

la mano como nexo entre dos mundos, vida y muerte, realidad y sueño, pero lo más logrado en el texto es el hecho que alguien está luchando contra algo, contra la inmensidad de un abismo, lo desconocido

meridiana dijo...

Historia de los dìas: Tensiòn, lucha, los lìmites de nuestra propia finitud...

Liliana

DaliaNegra dijo...

He sentido lo que describes,hace no mucho tiempo y ahora,llevada por tus palabras.Estuve allí,en ese instante de cortantes colores.
Un abrazo***

meridiana dijo...

Bueno, Dalia, hemos estado allí...Y una no vuelve igual, no?

Cariños
Liliana

Natalie Sève dijo...

A la mano abierta solo le quedan sus líneas, el propio destino, la pura veta de la inmensidad.
Gracias por los deleites de esta página..
Natalie.

meridiana dijo...

Y a veces, esas líneas de la mano tienen un código indescifrable...

Gracias, Natalie, por tu comentario.

Liliana.

(j.g.) dijo...

caudal de vida inabarcable. brindemos por la sal de la tierra, por las caricias y las ganas de matar.

luisaquesada dijo...

como La Mano izquierda de la Oscuridad, de Ursula K.Le Guin, que de imágenes se despliegan cuando se tienden los dedos hacia el infinito, cuando en el vacío
nos acechan los pasos y la playa nos devuelve sólos a las preguntas que no podemos contestar.

Muy bello Liliana

meridiana dijo...

"No entres dócilmente en esa buena noche"

De eso se trata, Javier, efectivamente. Del caudal de vida inabarcable.

Liliana.

meridiana dijo...

Luis: en ciertos momentos, con los dedos tendidos, esas preguntas son las únicas que tienen relieve.

Saludos
Liliana.

Isa S.B dijo...

La mano impulsora, la mano invasora y el cuerpo, a su disposición. Disposición de silencio, por si unos pasos, por si un abrazo, porque la soledad susurra.
Cariños.

meridiana dijo...

Respirar contra el silencio mientras la mano, indócil, sale del mar...

Un músculo aguerrido hasta el final.

Gracias, Isa, por tu visita.
Abrazo
Liliana.

morgana dijo...

Hoy Imaginé mi mano junto con otra, la ausente y lejana... y no pude dejar de escribir sobre eso.
Y también hoy vengo aquí y sentí la soledad de este escrito, esa estrechez del pecho que no puede abarcar una bocanada de aire que alivie.
En las dos oportunidades sentí en la piel la soledad.
Me encantó.
Besos y agradecida mil veces por cada vez que pasan por mi cocina.
M.

ema dijo...

Me encantó lo de Javier. Brindemos nomás (por las ganas de matar).
besos
e.

meridiana dijo...

Morgana: La soledad y un anhelo, la soledad y una lucha...mi mano y yo.

Besos y hasta pronto
Liliana

meridiana dijo...

Ema: ¡Prosit!
Por la indocilidad, con Dylan Thomas...

Cariños
Liliana

ema dijo...

Eso, Meridiana-Liliana, por los insumisos y las insumisas. Besos.

La Gata Insomne dijo...

la mano es toda la plegaria
cuando el pecho no alcanza

suerte que tienes otra extremidad; la lengua!!!

un beso

-Pato- dijo...

Tu mano ha salido del mar y ha conseguido lo que buscaba, leer el mensaje del cielo y escribirlo en esta arena.

Que mas le puede pedir quien escribe a su mano?
Sino que sea vehiculo de lo que se agita dentro de tu ser.

Gracias a tu mano y a vos.
Besos

meridiana dijo...

Gata: alguna vez, escribí: "busco el idioma perdido para poderme nombrar"

Bueno, no sé si lo encuentro, no sé si me nombra...pero está bueno tener a veces esa ilusión, aunque una ya sabe que es por un ratito...
Hay que seguir buscando (y escribiendo), porque la poesía camina rápido y nuestro paso siempre resulta demasiadp lento...

Abrazo
Liliana.

meridiana dijo...

Y gracias a vos, Pato, por tu bello mensaje...

Mi mano y yo

Cíclopa dijo...

Que bello, gracias por el premio...


Un abrazo-

karmen blázquez dijo...

Me ha parecido ver y oír esa mano, querida Liliana, según leía y releía tu escrito, y me parece que sois, tu mano y tú, dos firmantes de un signo, dos que firman descifrando "y el azul de este cielo parece, hoy, ser un mensaje".
Abrazo de manos
k

meridiana dijo...

Bienvenida, Karmen!


Como diría Borges, "algo se cifra" en ese cielo...y esta mano persiste en aprehender la fugacidad de sus signos...

Un abrazo
Liliana