jueves, 19 de julio de 2007

_____________________




Infinita tristeza.


Recordemos a Inodoro diciendo estas cosas...

- Dígame don Inodoro ¿usté está con la Eulogia por alguna promesa?
- Mendieta, uno se deslumbra con la mujer linda, se asombra con
la inteligente...y se queda con la que le da pelota.

- Yo no quiero ser irrespetuoso, Eulogia, pero lo que ha hecho
Tata Dios con usté es abuso de autoridá.

- Pereyra, míreme a la cara.
-¿Por qué este castigo, Eulogia? ¿Por qué tanta crueldá?



El negro se nos fue pero


"Alguien escuchará nuestros pasos
cuando nuestros pies sean terrones deformes,
alguien soñará con nosotros
cuando seamos menos que un sueño,
y en el agua en la cual pusimos nuestras manos
siempre habrá una mano
descubriendo las mañanas que perdimos."

Jorge Teillier - Luces de Linternas Rotas


con la luz a medias, siempre estarán Inodoro, Mendieta, Eulogia, Boogie
y tantos cuentos y Rosario Central claro


Roberto Fontanarrosa
26/11/1944 - 19/07/07



Lilián Cámera

8 comentarios:

Alucard dijo...

La imagen se presta para un carcajada, y para pensar que hubiera pasado si en vez de guitarra hubiese sido un piano. Y como dicen estos versos, aunque nos vayamos el rastro de nuestras huellas sobre la fría y polvorienta tierra, será un indicio para que alguien nos recuerde, aunque sea entre desvaríos de una tarde de verano.

Meridiana dijo...

y que mejor homenaje para este grande que una carcajada, él
que nos iluminó tantos momentos
con sus criaturas y con sus cuentos
llenos de amigos entrañables, de
charlas sobre las minas, de fútbol.
Creo que muchos en algún momento,
en alguna tarde "desvariada", nos acordaremos de su humor.
Gracias por tus palabras Alucard

Lilián

niñoespina dijo...

Desde ayer que intento superar este dolor extraño.
Sé que lo mejor que puedo hace, es ir a mi biblioteca y empezar a leerlo.
Ahí me sentiré mejor, como siempre.

niñoespina

Meridiana dijo...

Me pasa lo mismo estimado, un extraño dolor que no puede explicarse, como si se hubiera ido
alguien familiar. Y tal vez sea eso,tal vez el Negro Fontanarrosa sea ese cualquiera que se sienta a hablar en un café, sobre las cosas de la vida y nos regala un instante único.

Lilián

Meridiana dijo...

Vale recordar aquí las palabras de O. Cuervo (ya citadas oportunamente) : "Acaso sea la comicidad el reflejo oblicuo del misterio"
Excelente homenaje. El humor no muere.

Liliana.

Madame Emme dijo...

La tragedia clásica nos dice que los reyes y los dioses también sufren males y son castigados. La comedia clásica y su compañera, la risa, nos cuentan cómo los humildes pueden liberarse de males, dioses y reyes, riéndose de ellos. ¿Acaso el Negro escribió otra cosa que clásicos?

Meridiana dijo...

Madame Emme, gracias por su lúcido
comentario, el Negro es de todos, claro, por eso duele

Bienvenida a Meridiana

Lilián

Anónimo dijo...

Llego un poco tarde a todos estos comentarios pero con la misma pena, era y será un gran hombre
Roberto Fontanarrosa.
Mi preferido: Boogie "el aceitoso"



El Levitador