sábado, 30 de junio de 2007

UNA MIRADA DESDE LA TORRE PUEDE SER UNA VISION DEL MUNDO

(Foto gentileza Miriam Bercovich)


«... y la luz filosófica en torno a mi ventana es ahora mi gozo.»
F. Hölderlin
(20 mar. 1770- 7 jun. 1843)



"El hombre que habita poéticamente lleva todo lo que aparece,
tierra y cielo y lo sagrado, a la apariencia estable por sí misma,
y que lo preserva todo; lo lleva; en figura de la obra, a un seguro
estar. «Mantener todo en pie y por sí mismo» significa: fundar.
Martin Heidegger


Parafraseando a Alejandra Pizarnik y su celebre:
"una mirada desde la alcantarilla/ puede ser una visión del mundo"
podemos espiar el paisaje que veía Hölderlin desde su pequeña
habitación en Tubinga. Hölderlin sufre en 1802 el primero de
los episodios de la enfermedad mental que iba a afligirle hasta
su muerte. En 1807, tras algún tiempo en una institución, fue
puesto a cargo de un maestro carpintero local llamado Zimmer.
Hölderlin pasó el resto de su vida con él, en esta ahora mítica
torre.
No sé porque viene a mi cabeza, la imagen final de "Brazil",
con el protagonista escapando de la bestialidad de sus
torturadores hacia... un lugar de resguardo? Locura?
Un último poema firmado ya desde otro, una fecha anterior a
sí mismo, Hölderlin en el cielo con diamantes.

Lilián Cámera



Grecia

Como son los hombres, así es espléndida la vida,
los hombres a menudo tienen poder sobre la Naturaleza,
la espléndida tierra no les está escondida a los hombres
con orgullo aparece al atardecer y por la mañana.
Los campos abiertos están como en los días de cosecha
con espiritualidad está alrededor por todas partes el antiguo decir,
y nueva vida viene otra vez de la humanidad
así se hunde el año como una calma.


24 de mayo de 1748


Con sumisión
« SCARDANELLI»

2 comentarios:

(j.g.) dijo...

que la poesía no pierda esta dimensión de recinto de lo sagrado.
¿tal vez lilián "resguardar la función poética del lenguaje"?
"cerca está y difícil de captar el dios/ más allí donde está el peligro crece lo que salva".
un lujo la nota y las fotos.
por ese hombre que siguió el rastro de la huella de los dioses huidos en la noche sagrada.
por su ventana a las estaciones.
por su espíritu "partido a tiempo" al precio de indicarnos hacia donde mirar.

Meridiana dijo...

Gracias J.G. como no tratar en el caso de Hölderlin, si él ha sido un motor incluso antes de haber leído uno solo de sus poemas completos?
Sí, ya en tantas obras que me conmovieron, sus epígrafes habían
llamado mi atención y la sonoridad de su nombre que evoca un tiempo perdido y recuperado a la vez.
El precio del fénix que muere y renace en sus palabras.

Lilián