jueves, 7 de junio de 2007

APOLO: LA LUZ DE LA BELLEZA




Mitología Griega


Hijo de Zeus y de Latona. Era personificación del Sol y enemigo de los crímenes y la oscuridad. Según la leyenda nació en la isla de Delos estando todos los dioses presentes, a excepción de Hera que estaba celosa por su nacimiento. Transcurrida su niñez se puso en marcha armado de arco y flechas. Se enamoró de la ninfa Dafne y cuando la perseguía para hacerla suya, el río Peneo la transformó en Laurel, que desde entonces era su árbol preferido.
Su primera hazaña fue en combate con la serpiente Pitón, a la que exterminó a flechazos y con cuya piel recubrió el trípode sobre el que se sentaba la sacerdotisa que pronunciaba sus oráculos, llamada la Pitonisa.
Su nombre en el cielo era Febo, por conducir el carro del Sol. Considerado también dios de las artes, la medicina y la poesía. Habitaba en compañía de las musas en el monte Parnaso. Como Dios vengador hería de muerte con sus flechas a los hombres, pero también los liberaba de las enfermedades y de las pestes.

Publicado por EDAF

Vanesa Aldunate

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Este muchacho Apolo, era medio pavote, con la pinta que tenía, mire si había necesidad de perseguir chicas para violarlas...
Dios le da pan al que no tiene dientes...

El Levitador

(j.g.) dijo...

entre dafne y las musas este muchacho apolíneo no la pasaría nada mal.
lírico viene de lira o me quedé en orfeo?

Anónimo dijo...

Bueno, con Dafne mucho no se entretuvo, si se convirtió en Laurel. A no ser que además de pavote, macrobiótico...
No llegué a Orfeo todavía

El Levitador

(j.g.) dijo...

ciertamente levitador, aunque releyendo el texto, entre peneo, piton, pitoniza y trípode, no sé si estoy leyendo demasiado psiconálisis o es una historia un tanto fálica.

julieta dijo...

estaría bueno que le dedicaran un post a artemisa, hermana de apolo, la cazadora que iba siempre en compañía de sus ninfas y que mataba a todo el que se atrevía a ofenderla...

besos.