sábado, 5 de mayo de 2007

LA DULZURA IMPENSADA


La violencia bien puede tomar caminos inesperados. Abrir la llave de gas como Sylvia, como tantas. La elección de la carga de la prueba para el sobreviviente (Hughes?) o una disrrupción
salvaje e inesperada.
En "El motivo" las cañerías de gas tejen otra trama posible...


Hace rato que ella bordea la cornisa. Camina, la cabeza gacha, arrastrando los pies, hacia su trabajo, que odia. Tiene la indefinición de los cuarenta y tantos marcándole la columna: no es linda, ni fea, no es alta, ni baja, un rostro pálido que frunce el ceño, rodando por las calles atestadas de Once.
Trabaja en una importadora de productos “made in Taiwan” esos que se venden a todo por dos pesos. A pesar de tener título universitario, se dedica durante nueve horas de Lunes a Viernes, a imputar en la PC boletas de movimiento de la mercadería. Una tarea por la que recibe un sueldo con el que apenas sobrevive. Encerrada en un cubil de dos por dos, lleno de cajas amontonadas, donde apenas tiene lugar para apoyar la cartera y el abrigo.
Pero ella lo prefiere así. Saluda parca a sus compañeros de infortunio, con el primer café que parece petróleo ya está la pila de comprobantes esperándola. Es todo lo que ha podido conseguir, una pantalla en fondo negro. titilando con letras verdes y minúsculos casilleros que completa con la velocidad de la experiencia...




Lilián Cámera

4 comentarios:

(j.g.) dijo...

¿conocerás a tus vecinos por la basura que saquen a sus puertas?

Meridiana dijo...

Nunca J.G. tal vez solo un atisbo de sus miserias en el horario elegido y la bolsa (las de supermercado, la de los zapatos o las "verdaderas" bolsas de residuos)
Y eso es lo mejor de todo, no conocerlos
Lilián

(j.g.) dijo...

dígamelo a mí que miro a mis vecinos con terror y ellos me miran con desconfianza y encima, usted lo sabe, he llegado a vivir entre una pollería y una lencería... cuando el "lencero" abandonó el rancho y sacó todos los carteles afuera decoré el aula...pero alguna gente no entiende el humor y casi salta por la ventana...mire, las elecciones pasadas pegué una boleta de zulma faiad en la pared y... hay gente tan rara que me preguntaba si eso era en serio...

Meridiana dijo...

Se da cuenta? no captan esa cabeza de Zulma levantada hacia la Intemperie, bajo las tormentas de Dios y Sofovich.
Se creen que solo fue "la lechuguita" y no nuestra Diana bajo el árbol irradiando luz como jurado de "Bailando por un Sueño".
Oiga, no le quedó uno de esos cartelitos de la lencería? estoy buscando algo para la pared del dormitorio y me parece encantador ir a la cama contemplando a esas dulces ninfas

Lilián